Debate sobre violencia de género

En el marco de la campaña #NiUnaMenos el Movimiento Universitario Evita invita a debatir sobre la problemática social que en los últimos años se ha incrementado: la violencia de género y su máxima expresión, el FEMICIDIO. Para difundir los derechos de las mujeres y construir herramientas para su defensa.

2 DE JUNIO a las 17 hs en la Facultad de Derecho.

Esta es una batalla cultural, seamos parte! Los esperamos!!

DISERTAN:

– ANALIA AUCIA (Profesora de Introducción a la Filosofía y las Ciencias Sociales y de la materia electiva Género y Derechos Humanos)

– MA. LAURA GARRIGOS DE REBORI (Titular de la Cámara de Casación Penal y Titular de Justicia Legitima)

-Viviana Della Siega (integrante del Instituto de Género, Derecho y Desarrollo -Insgenar-)

Marcha “Ni Una Menos”

10411732_1142746232417613_3076100954590847286_nEn la Argentina, según datos relevados por la de la Casa del Encuentro, durante 2014 murieron 277 mujeres víctimas de femicidio, una cada 30 hs. El Consejo Nacional de las Mujeres, órgano de aplicación de la Ley 26.485, “de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales” recibió una asignación presupuestaria de $16.233.262, lo que representó tan sólo el 0,0018% del presupuesto nacional para ese año, destinando la ínfima cifra de 0,80 centavos por mujer para combatir la violencia de género.

Este 3 de Junio, a las 17 horas, en el Monumento Nacional a la Bandera:

– Declaración de Emergencia Nacional en Violencia de Género Inversión seria para el abordaje de la violencia de género.

– Aplicación de la Ley Nacional 26.485 sancionada en el año 2009.

– Aplicación efectiva de la figura de Femicidio y Femicidio vinculado como agravante del homicidio.

– Jerarquizar las políticas públicas orientadas hacia la igualdad de géneros mediante la creación del Ministerio de las Mujeres

El machismo mata, la ausencia del Estado también.

Repudio a sentecia discriminatoria

La Alianza de Abogadxs por los DDHH de las mujeres, red federal compuesta por más de 200 profesionales del derecho de la Argentina, repudia el accionar de los Jueces Daniel Piombo y Benjamín Ramón Sal Llargués que integran la Sala I del Tribunal de Casación Penal de la provincia de Buenos Aires.
Ambos magistrados sumaron una sentencia más a una penosa lista en la que no se cuestiona la autoría ni la materialidad de los hechos, sino que resalta por contener argumentos revictimizantes que estigmatizan a las personas que sufren violencia sexual.
En esta oportunidad, rebajaron una condena por abuso sexual gravemente ultrajante por considerar que un niño de seis años demostraba una familiaridad y una precoz elección de sexualidad al haber sido abusado por otras personas en otras ocasiones previas al abuso perpetuado por Tolosa.
Los magistrados han faltado a sus deberes como interpretes de la ley, obligados a conocer y aplicar los tratados de derechos humanos, tales como la Convención de los Derechos del Niño, la CEDAW y la Convención de Belem do Pará, entre otras. Muy por el contrario han vulnerado derechos fundamentales de la víctima al someter su sexualidad al escrutinio público centrándose sobre él, en lugar de juzgar la conducta del abusador.
Exigimos que se lleve adelante el juicio político contra estos magistrados, pendiente desde 2011, teniendo en cuenta los deberes que estos tienen a la hora de investigar, juzgar y fallar y considerando los efectos nocivos que tienen este tipo de razonamientos jurídicos como legitimadores y garantes de la impunidad en los casos de violencia de género y sexual.

Posicionamiento de organizaciones de mujeres ante las sesiones de la CSW

CSW59_FINAL_675px_landing page_SPANISH-01

Las organizaciones de mujeres publicaron su preocupación por la Declaración Política de los Estados aprobada el lunes 9 de marzo en Naciones Unidas, en el marco del 59 periodo de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW); discutida sin la participación de la mayoría de organizaciones de mujeres, feministas y otras de la sociedad civil, atentando contra el principio de transparencia.

De la misma manera, expresaron su desacuerdo con el procedimiento de discusión de la Declaración, el cual constituye un cambio en la metodología de trabajo de la CSW, desconociendo que desde Beijing han sido las organizaciones feministas y de mujeres las que lograron la incorporación de nuestros derechos, dieron seguimiento a la Plataforma de Acción y apoyaron a los gobiernos en su implementación.

Leer Declaración completa: Posicionamiento final 11-MARCH -15 ESP