La Alianza de Abogadas/os por los Derechos Humanos de las Mujeres expresa su rechazo al proyecto de Ley sobre “Libertad religiosa”

La Alianza de Abogadas/os por los Derechos Humanos de las Mujeres, espacio que reúne a más de 200 abogadas/os de todo el país, junto a las organizaciones y personas abajo firmantes, nos dirigimos a ustedes para manifestarles nuestro absoluto rechazo al Proyecto de Ley sobre “Libertad Religiosa” presentado por el Poder Ejecutivo Nacional el pasado 12 de junio bajo el número 0010/PE/2017 y remitido a sus Comisiones.

El proyecto, por un lado, contradice obligaciones internacionales del Estado argentino al establecer una protección a la libertad religiosa que sólo repercutiría en el menoscabo de los derechos humanos de una amplia franja de la población, al habilitar y proteger la imposición de una serie de creencias religiosas que ahora pretende avalar el Estado. Por otro lado, esta iniciativa de ley viene a modificar de manera radical y fundamental, una regla constitucional básica en todo Estado de Derecho, como esel principio de neutralidad estatal.

Los conceptos de Estado de Derecho y laicidad estatal o estado laico están entrelazados yuno no es posible sin el otro. El desarrollo, avances y consolidación de la obligada perspectiva de Derechos Humanos a la que estamos obligadas/os en virtud de nuestro texto constitucional,encuentra entre sus cimientos la defensa por la neutralidad religiosa. De este modo, el Estado no puede argumentando defender una falsa “libertad religiosa”, imponer determinadas preferencias y privilegios a ciertos credos, obligando a las personas y comunidades a seguir principios y reglas propias de religiones a las que no adhieren ni practican. Precisamente, la laicidad impone un deber de neutralidad estatal, por la cual el Estado no impone o promueve determinados cultos. [1]

Consideramos que el proyecto en su totalidad es problemático y alarmante, destacando a modo de ejemplo dos cuestiones hábiles para visualizar tal gravedad al poner en riesgo principios básicos para el respeto y garantía de los derechos humanos. Sigue leyendo

El aborto en la agenda pública

La directora de Insgenar, Susana Chiarotti, llevó adelante una intensa actividad en Buenos Aires. En primer lugar participó de una reunión con Erika Guevara, directora para las Américas de Amnistía Internacional, quien brindó un panorama de la situación de los DDHH en la región, bastante sombrío por cierto, donde son más los retrocesos que los avances  y recalcó que la Campaña Nacional por el Aborto legal, Seguro y Gratuito es una referencia importantísima para el Movimiento de Mujeres de la región.

Se comprueba la extensión de un lenguaje anti-derechos y los estados son responsables por sus retóricas de odio que luego repercuten en las políticas públicas. Políticas que tienen que ver con la salud y la vida de las mujeres.

 

Durante la reunión las compañeras de las provincias contaron sobre obstáculos a la hora de hacer cumplir ILE, ESI, y leyes de salud sexual y reproductiva. También se dialogó sobre la situación de Milagro Sala, ya que estuvo presente una de las abogadas de la Tupac Amaru.

Otro de los temas que se abordaron fueron: la represión callejera, dentro de las universidades y en colegios, la persecución a gremialistas, el proyecto de Libertad Religiosa, la violencia económica, los recortes en programas asistenciales y el endeudamiento,  cómo el ajuste lo pagamos las mujeres ya que lo primero que se recorta son las políticas destinadas a nuestros derechos. De modo que se llevó un abanico de temas para analizar y se puntualizó los retrocesos en la Argentina en materia de derechos a los que el actual gobierno nos está llevando.

Posteriormente, se realizó la reunión programada con diputadxs firmantes del proyecto de legalización del aborto elaborado por la Campaña. Asistieron Victoria Donda, Daniel Lipovetky, Maso, Araceli Ferreyra, Alejandra Martinez  y Soledad Sosa. De algún modo la mayoría de los bloques estuvieron representados. Guevara abrió la reunión enfatizando que los Derechos Sexuales y Reproductivos son DDHH. Los gobiernos de la región tienen una gran deuda con las mujeres y el parlamento una gran responsabilidad para cambiar esa situación. Tanto en Cuba, como en Uruguay y en Ciudad de México tuvo que haber una decisión política para que el aborto sea legal y garantizado por un sistema de salud eficiente y responsablemente. Reconoce que hay un cambio en la narrativa social respecto de los derechos sexuales y reproductivos, en especial el aborto a partir de las derechas latinoamericanas.

 

Las y los diputados fueron interpelados por las activistas sobre por qué aún no se ha podido aprobar el proyecto IVE y sobre el proyecto de libertad religiosa. Ante la primera pregunta  expresaron que aún no se tenía el apoyo necesario para que sea aprobado.

 

Finalmente, se realizó el panel “Aborto Legal en la Agenda Pública y Parlamentaria”. En esta oportunidad Guevara realzó la experiencia  de la Campaña nacional por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito como un “hito importantísimo en las formas de organización de las mujeres por la demanda de sus derechos y la lucha de la Campaña, que este año cumple sus 12 años de existencia, conformada por más de 300 organizaciones civiles, sindicatos, partidos políticos, etc.”

 

En el contexto de las grandes movilizaciones de mujeres, la Campaña está cada vez más presente. Dentro de la Campaña hay que nombrar a las redes como las socorristas, la red de profesionales por el derecho a decidir, las docentes y las abogadas.

El panel de debate que comenzó con Susana Chiarotti, miembro del Comité de Expertas en violencia contra la mujer (OEA) quien presentó la Declaración sobre violencia sexual y DD SS y RR emitida por el MESECVI, Edurne Cárdenas del Centro de Estudios Legales y Sociales fue la encargada de continuar con el debate planteando a cinco años del caso FAL los avances y obstáculos de la implementación del fallo.

Mario Sebastiani, director de obstetricia del Hospital Italiano hizo un crítica al sistema de salud “en un país donde el aborto está penalizado no hay salud pública. Es inadmisible que cuando estoy en la función pública lleve mis creencias en vez de poner en marcha políticas públicas que beneficien a la población. Quitémosle a los que tienen cargos públicos la inmoralidad de traer acá sus creencias”. También exaltó el rol de las socorristas en cuanto a su tarea cotidiana y el acompañamiento.

Ruth Zurbriggen de la Revuelta explicó el trabajo de Socorristas en Red, quienes en los últimos tres años acompañaron en su decisión de abortar a casi 8 mil mujeres. Asimismo bregó por seguir impartiendo estos conocimientos y ponderó que la red de socorristas en todo el país viene creciendo con muchas jóvenes que militan la tarea.

 

 

Susana Chiarotti y Cristina Zurutuza declararon como testigas expertas en un juicio de lesa humanidad en el Chaco

Susana Chiarotti y Cristina Zurutuza, bajo juramento de decir la verdad, brindaron información al Tribunal de la causa CABALLERO II (Resistencia, Chaco) sobre el significado de los crímenes sexuales cometidos contra detenidos/as forzados/as (muchos de ellos desaparecidos/as) en el contexto de la última dictadura cívico-militar en Argentina (1976-1983) y sus prolegómenos (1975). El Tribunal estuvo constituído por 4 jueces: el, Presidente, Juez Eduardo Ariel Belforte y vocales, Dra. Ana Victoria Order, José Luis González y Dr. Francisco Ceferino Rondán.  Fueron convocadas por el fiscal ad hoc para la causa, el Dr. Diego Jesús Villay.

Susana Chiarotti brindó testimonio experto sobre el concepto de violencia sexual y género; los tratados internacionales y regionales que fundamentan la figura de crimen sexual como de lesa humanidad, cuando se producen en contextos de conflicto interno o en contextos concentracionarios. Abordó asimismo los requisitos para que un hecho de violencia sexual sea considerado crimen de lesa humanidad.

Cristina Zurutuza desarrolló conceptos acerca de los sentidos sexuales subjetivos involucrados en las acciones realizadas en los Centros Clandestinos de Detención, así como las consecuencias psíquicas, emocionales y subjetivas en sus víctimas.

Durante el desarrollo de la audiencia, hubo varios momentos de discusión entre las partes e interrupción a las testigos. Los abogados defensores de los acusados y el presidente del tribunal hicieron objeciones acerca del contenido de los testimonios, solicitando que se refirieran no a conceptos generales ni a tratados internacionales sino a lo que efectivamente hubieran visto u oído en las circunstancias concretas que se estaban ventilando. La querella respondió que se trataba de testigos expertas y como tal se las había propuesto en la causa hacía más de un año, así como el libro “Grietas en el Silencio”, que fue ofrecido como prueba y se ha aceptado como tal. Se continuó normalmente, tal como se había comenzado; esta vez sin objeciones. Al finalizar la audiencia, el presidente del Tribunal se acercó informalmente para asegurar que había sido muy interesante todo lo expuesto pero que había tenido que tomar en cuenta lo planteado por la defensa.